26 noviembre 2013

FRANZ XAVER WINTERHALTER. MADAME BARBE DE RIMSKY-KORSAKOV.

 
 
Musée d´Orsay.
París.
Foto de Calamanda.-
 
 
"¡Oh vellón, que rizándose baja hasta la cintura!
¡Oh bucles! ¡Oh perfume cargado de indolencia!
¡Éxtasis! Porque broten en esta oscura alcoba
los recuerdos dormidos en esa cabellera,
la quiero hoy agitar, cual si un pañuelo fuese..."
 
-Charles Baudelaire-
"La cabellera" (fragmento).-
 
 
 
 
Franz Xaver Winterhalter, 1805-1873.
 
 
 
 
 
Madame Barbe de Rimsky-Korsakov, 1864.
Óleo sobre lienzo, 117 x 90 cm.
Franz Xaver Winterhalter.
Donación de la señora de Rimsky- Korsakov e hijos, 1879.
 
 
Winterhalter es un artista con un gran dominio de la técnica, de un virtuosismo que no puede ser negado.
 
Pintor y litógrafo alemán.
 
Nació en el Gran Ducado de Baden, en 1805, y murió en Frankfurt del Meno en 1873.
 
Pasa la mayor parte de su vida en París.
 
Comienza su carrera bajo el reinado de Luis Felipe y realizó numerosos retratos de la familia real y de la corte.
Con la revolución de 1848 abandona Francia con destino a Inglaterra. Regresa de nuevo en 1853 y se consagra como pintor oficial de la corte a mediados del siglo XIX.
 
Se convierte muy rápido en un artista de moda y de gran éxito a nivel internacional.
 
Realizó obras muy conocidas de la emperatriz Isabel de Austria (Sissi) y de la Emperatriz Eugenia que fue una de sus modelos preferida, ella posará para él nueve veces.
 
Adapta su estilo a la moda, atmósfera y lujo de la época.
 
La mayoría de sus composiciones las diseña directamente en el lienzo.
Las copias litográficas de sus retratos aumentaron su fama.
 
Los críticos que primero lo habían elogiado después lo rechazaron. Lamentan que se interese más en la estirpe de sus modelos.
 
"En cuanto al señor Winterhalter, lo único que puedo hacer a su favor es no hablar más"
 
- L´Artiste-
 
Fue víctima de su éxito y pasaría el resto de su vida como pintor de retratos.
 
 Ha sido revalorado en época reciente.
 
 
 


 
 
Musée d´Orsay.
París.
Foto de Calamanda.-
 
 
El retrato de Madame Rimsky- Korsakov es una prueba del gran dominio de la técnica del artista, que supo plasmar la sensualidad de su modelo.
 
Es una mujer de una gran belleza y el pintor ilumina su rostro con una luz brillante. La figura sale de un fondo oscuro y nos llama la atención su vestido con grandes reflejos y colores claros que resaltan su cabello.
Experto en combinar la textura de los tejidos.
 
Sus retratos transmiten una impresión de deseo.
 
La composición en su obra está cuidadosamente equilibrada. 
 
 
 
 
-Obras de Franz Xaver Winterhalter-
Retratos elegantes y refinados.
 
 
 
 
 
 
 
"Que procedas del cielo o del infierno, qué importa,
¡oh, belleza! ¡monstruo enorme, horroroso, ingenuo!
si tu mirada, tu sonrisa, tu pie me abren la puerta
de un infinito que amo y jamás he conocido?..."
 
 
-Charles Baudelaire-
"Himno a la belleza", (fragmento).- 
 
 
 


 
 
Musée d´Orsay.
París.
Foto de Calamanda.-

4 comentarios:

Maite Rubert dijo...

Todo es sensualidad en este retrato.¡Qué belleza!. y , de la técnica, no hablemos: es prodigiosa.
Hay muchas envidias en el mundo del arte. Más aun si triunfas en vida.
Fué un placer visitarte. Saludos , Calamanda.

Alfredo dijo...

Un retrato maravilloso de un artista hasta ahora para mí desconocido y es que este mundo del arte está lleno de maravillas.

Un abrazo!

miguel dijo...

Gracias por compartir un cuadro que siempre me ha gustado.
Saludos. Miguel

José Ramón dijo...

Calamanda Felices Navidades pueden pasar a recoger el regalo de Aniversario de Creatividad e imaginación fotos de José Ramón Saludos