26 abril 2010

HENRI DE TOULOUSE-LAUTREC. LA NOCHE PARISINA: CENTRO DE LA VIDA Y LA OBRA DE TOULOUSE-LAUTREC.

      La lavandera, 1884.

"El cuerpo de la mujer, un hermoso cuerpo de mujer, ve usted, no está hecho para el amor... es demasiado hermoso, ¿ no es cierto ? "
( Toulouse- Lautrec )

Divan Japonais, 1892/1893.
Litografía a colores (cartel), 80,8 x 60,8 cms.
Colección privada.

" ¡ Carteles, Carteles ! ¡ Ésa es la cosa !
( Toulouse-Lautrec)
                                                  
La gorda Marie, 1884
Óleo sobre tela, 80,7 x 64,8 cms.
Wuppertal, Von der Heydt-Museum-

Misia Natanson: Dígame Lautrec, ¿ por qué hace siempre tan horribles a todas las mujeres?

Toulouse-Lautrec: ¡ Porque lo son !
                                                                                                                                                                                                                            
Tououse-Lautrec fotografiado en 1892.

" ¡ Pensar que nunca habría pintado si mis piernas hubieran sido un poco más largas ! "


HENRI DE TOULOUSE-LAUTREC.-
                                                
Autorretrato ante el espejo, 1880.
Óleo sobre cartón, 40,3 x 32,4 cms.
Albi, Musée Toulouse-Lautrec.


" ¡ Ah, yo quería ver sobre esta tierra a la mujer que tenga un amante que sea más horrible que yo ! "
(Toulouse-Lautrec)


Toulouse-Lautrec: Pintor y grafista francés.
Albi, 1864 -Castillo de Malromé (Gironde) 1901.
Fue una de las figuras más fascinantes y pintorescas del arte de fines del siglo XIX.
Nacido de una de las estirpes más ilustres del sur de Francia. Hijo único de una familia de la alta aristocracia francesa, de noble cuna, parecía  destinado a una vida de lujos y placeres, pero su mala salud lo impulsaron a seguir la carrera artística.
Sufrió dos caídas que le quebraron las piernas en 1878 y 1879 y a consecuencia de ello quedaron atrofiadas.
Él decidió convertirse en pintor profesional, aunque la prosperidad de su familia le hubiera proporcionado seguridad económica. Sus estudios del ambiente urbano y carteles muestran una imagen adecuada del ambiente de París a finales del siglo XIX.
                                               

Reina de Joie, 1892.
Litografía a colores (cartel) 136,5 x 93,3 cms.
Albi, Musée Toulouse-Lautrec.


Trabajó y vivió en Montmartre, el barrio parisiense de los artistas, donde creó su obra extraordinaria retratando una galería de personajes extravagantes que animaban la vida nocturna de la ciudad, en especial los artistas de cabaret.
En su breve carrera artística produjo una gran cantidad de  obras, pero la vida disoluta que llevó,  le arrastró a ser víctima del alcohol y contraer sífilis, acabó provocándole la muerte cuando sólo tenía treinta y seis años.
Se siente atraído por la vida nocturna de París y por el mundo del espectáculo; frecuenta los cabarets, salas de baile, teatros, burdeles, el circo y representa todo lo que ve de forma realista y con su genial estilo.            
                                                    

Amazona en el Circo Fernando, 1888.
Óleo sobre tela, 100,3 x 161,3 cms.
Chicago, Art Institute of Chicago.


Pinta temas crítico-realistas con un estilo impresionista de tonos claros.
En 1889 se convierte en cliente habitual del " Moulin Rouge " recién abierto.
A partir de 1891 comienza a pintar estilizados e innovadores carteles de grandes superficies de color para decorar locales, cabarets y editoriales, pero será el cartel del cantante Aristide Bruant el que le lanza a la fama.
En 1893 tiene lugar su primera exposición individiual en la Galería Goupil y comienza a vivir en un  burdel parcialmente para reflejar su ambiente en pinturas y dibujos.


    Ambassadeurs, Aristide Bruant, 1892.
Litografía a colores (cartel), 150 x 100 cms.
Colección privada.


De 1894-1897 viaja por diversos países europeos y frecuenta el grupo de los Nabis, pero cada vez más abusa del alcohol.
En 1899 es trasladado  a la clínica siquiátrica de Nevilly, contra lo que sus amigos protestan públicamente. Él sigue bebiendo y pintando, pero en 1901 sufre un ataque de parálisis y muere en el castillo de su madre.
Toulouse-Lautrec destaca tanto en dibujo como en pintura.
Sus litografías y carteles se siguen imprimiendo actualmente.
Fue influido por el impresionismo, pero su obra se caracteriza por sus rasgos marcadamente personales. 
Destacan sus superficies  de color aguadas, transparentes o lavadas y entramados de líneas.

                                                   
La Toilette (Rouse), 1889.
Óleo a la trementina, 97 x 54 cms.
París, Musée d´Orsay.


" Solamente la figura existe, el paisaje sólo es y debe ser un ingrediente. El paisajista puro está todavía en bruto. El paisaje sólo puede servir para el mejor entendimiento del carácter de una figura. Corot es grande solamente por sus figuras, lo mismo que Millet, Renoir, Manet y Whistler. Cuando los pintores de figuras hacen paisajes, los tratan como a una cara; los paisajes de Degas son fabulosos, porque son paisajes de sueños; ¡  los de Carrière son como máscaras humanas ! Monet abandonó la figura, ¡ qué no habría podido hacer ! "
(Toulouse-Lautrec)

                                                     
En "Rat Mort", 1899/1900.
Óleo sobre tela, 55 x 45 cms.
Londres, Courtauld Institute Galleries.


" Las obras me son indiferentes. En el teatro -así sea pésimo- yo me divierto siempre".
(Toulouse-Lautrec)

Poseía un ojo avezado para reproducir la vida tal como se vivía, para él todos son iguales... el intelectual, el caballero de sombrero de copa, el obrero, la chica de servicio, la mujer galante etc.
El mundo de las diversiones nocturnas no era sólo el ambiente en el que se movía el artista durante sus años parisinos, sino que fue la fuente de su inspiración y los motivos de sus trabajos, él veía este mundo no solo con los ojos de su propia sociedad, sino desde el punto de vista de una persona que ya ha superado la diferencias de clase y sus barreras.
El artista describe lo que ve, sin  la arrogancia de creerse socialmente superior.
Lleva sus observaciones al lienzo con una gran sensibilidad y crea cuadros de ambiente realista y estudios de carácter.
Proporciona una visión viva del ambiente del que se han extraído en sus obras.

                                      
El Salón de la Rue de Moulins, 1894.
Óleo sobre tela, 111,5 x 132,5 cms.
Albi, Musée Toulouse-Lautrec.


Para el artista el color es un importante medio de expresión
Independientemente de la técnica que empleara, siempre prefería una superficie mate, subrayada en su atractivo por la fría luminosidad de sus colores, por la yuxtaposición de tonos audaces y por el vigor de su pincelada. Emplea el óleo, la pintura al pastel y la litografía.
                                           

Jane Avril bailando, 1893.
Estudio para cartel, "Jardin de Paris".
Gouache sobre cartón, 99 x 71 cms.
París. Colección Stavros Niarchos.


" He intentado ser veraz y no falsificar ensueños. Tal vez sea un error, pero me es imposible dejar de ver las verrugas; conscientemente las hago más grandes, les agrego pelos desagradables, y les pongo algún pico  brillante. No sé si usted pueda controlar su pluma, pero cuando mi lápiz se mueve, tengo que dejarlo correr si no ... ¡plumps! se acabó".
(Toulouse-Lautrec)

"Jardin de Paris" : Jane Avril, 1893.
Litografía a colores (cartel), 130 x 95 cms.
Colección privada.


Toulouse-Lautrec por su tara física, se consideraba excluído del mundo aristocrático y burgués; la repugnancia por la vida y las enfermedades le hacían buscar refugio entre los explotados y los marginados.
Con sus pinturas mostraba los aspectos más ocultos de una civilización burguesa, que se daba al vicio únicamente en ciertos lugares.
Sus obras contrastan con los cuadros de los pintores académicos y simbolistas de la época.
                                      
 
Moulin Rouge, La Goulue, 1891.
Litografía a colores (cartel), 1914 x 117 cms.
Milán, Civica Raccolta di Stampe Bertarelli.


" Estoy solo todo el día, leo un poco, pero si lo hago mucho rato, me da dolor de cabeza. Pinto y dibujo -sin cansarme- cuanto me da la gana; y cuando empieza a oscurecer me pregunto si Jeanne d´Armagnac, mi prima, vendrá a mi cama. A veces aparece y quiere jugar conmigo, y yo la escucho hablar, sin poderla mirar libremente. ¡ Ella es tan grande y bella ! ¡ Y yo no soy ni grande ni bello ! "
( Toulouse-Lautrec )
                                          
La cama, 1893.
Óleo sobre cartón, 54 x 70,5 cms.
París, Musée d´Orsay.


" Imagínate... cuando uno ve cómo se aman... ¿ qué ve uno ? Técnica de la ternura... "
( Toulouse-Lautrec )
                                                       
El sofá, 1894.
Óleo sobre cartón, 63 81 cms.
Nueva York, Metropolitan Museum of  Art.


" ¡ Siempre escucho burdel ! ¿ Y qué ? En ningún sitio me siento más en casa ".
( Toulouse-Lautrec )

Su estilo y su técnica nos revela a un artista sensible y observador agudo de la condición humana y todas sus obras realizadas en una amplia gama de estilos y técnicas despertó una gran admiración entre el público. Su obra, a pesar de su vida breve y marcada por la enfermedad fue muy amplia. El catálogo publicado en 1971, enumera 275 acuarelas, 737 cuadros, 369 litografías (incluidos los carteles) y unos 5000 dibujos, estas cifras son impresionantes para una carrera que sólo duró quince años.
Los temas de sus obras están representados en ocasiones con espíritu cómico, pero a menudo hay una nota de melancolía más allá del humorismo, de desencanto y en especial de desesperación en las escenas de los prostíbulos, él no se amargaba y trataba los temas con simpatía, pero tampoco se hacía ilusiones con respecto a la vida.

                          

Autocaricatura ante el caballete. Dibujo a pluma.
Albi, Musée Toulouse-Lautrec.


" No puedo, no puedo y tengo que hacerme el sordo y darme de cabeza contra la pared -sí- y todo eso por un arte que huye de mí y que nunca entenderá todo el mal que por él me he echado encima... ¡ Ay, querida abuelita, hace bien usted en no entregarse, como yo de tal modo a la pintura ! Es más cruel que el Latín, si se la quiere ejercer seriamente como yo ".
( Toulouse-Lautrec )
                                             
                                              

Marcelle Lender, 1895.
Litrografía a tiza y pincel, 32,5 x 24,6 cms.
París, Bibliothèque Nationale.


" Siempre y en todos lados lo horrible tiene sus aspectos mágicos; es emocionante encontrarlos ahí, en donde nadie nunca antes se había percatado."
( Toulouse-Lautrec )


SU OBRA MAESTRA: BAILE EN EL MOULIN  ROUGE


Baile en el Moulin Rouge, 1889-1890.
Óleo sobre tela, 115 x 150 cms.
Filadelfia, Museum of Art.


Esta obra es una de las de mayor complejidad del artista. La profundidad del cuadro la sugieren la disposición delantera y posterior de las figuras.
En el centro y rodeados por todos los clientes del local bailan la Goulue y Valentin-le-Dèsossé, que pasarían a la historia del arte gracias a las obras de Lautrec, de igual manera que el Moulin Rouge.
En esta obra observamos la mezcla magistral del espíritu de exageración y observación de Toulouse-Lautrec llevada hasta los límites de la caricatura. En él muestra con todo lujo de detalles el ambiente del nuevo local nocturno de moda de Montmartre.
Las tablas del centro del suelo, en el espacio que queda vacío entre las figuras del primer plano nos lleva la mirada hacia los bailarines situados en el centro de la escena. Detrás de ellos en el tercer plano se encuentran los personajes que acuden al local de moda.
El artista nos invita a participar de la escena al dejar un vacío en el primer plano de la obra.
El hombre de la izquierda que está cortado por el borde del cuadro nos indica que la acción continúa más allá del marco.
La mujer de la derecha del primer plano para los que frecuentan Montmartre se la reconoce como una prostituta. La mujer que está al lado de ella y vestida con traje oscuro sería una amiga, ya que en la época solían ir acompañadas.
El artista recurre a vistosas sombras verdes para evocar las luces artificiales de la sala.
El color verde se yuxtapone al rojo y rosa complementarios en la obra y vemos como en la combinación de colores más bien apagados sobresalen las manchas brillantes del color escarlata.



Los rojos intensos y escarlatas forman una diagonal que va desde la mujer en primer plano de la derecha pasando por las medias rojas de la bailarina hasta la mujer pelirroja del fondo a la izquierda.
El público destaca por una notable combinación de retratos y caricaturas exageradas o simplificadas.
Las enaguas de la bailarina están ligeramente esbozadas con unos rápidos toques de pintura que bastan para que se logre el efecto de revoloteo.
El cuadro que fue expuesto en el Salón de los Independientes de 1890 nos muestra el salón central del Moulin Rouge.
Las faldas levantadas que para la crítica del momento no dejan de expresar reservas morales suscita la curiosidad del público burgués que acude al salón y también despierta la atención de los pintores que tan repetidas veces representaron estas escenas en sus obras.



Foto Calamanda.

" Me impresionaba siempre la forma en que Lautrec cambiaba el tono de su voz cuando se discutía de arte. Él, que era tan cínico en otras ocasiones y de conversaciones morbosas, se ponía de pronto totalmente serio. Para él era una creencia religiosa "
( Edouard Vuillard )

Toulouse-Lautrec libera el mundo de la pintura con su obra de todos los tabúes corrientes, de la misma forma, como lo había hecho Courbet.

21 comentarios:

miguel dijo...

Para Lautrec, la elección de temas, la búsqueda artística, siempre estaba atenta a analizar y finalmente a exagerar los rasgos fisonómicos de sus tipos, además del gusto por representar lo que el gran público no deseaba percibir.
Sí a través de este blog nos presentas la obra de los Grandes Maestros, no es menos cierto, que nos descubres la parte humana por medio de una excelente exposición; todo ello nos ayuda a entender al artista y en definitiva su obra.
Saludos.

Hernando dijo...

Como prácticamente Calamanda no deja ningún cabo suelto sobre Henri de Toulouse-Lautrec. Yo propongo que sobre todo se mire a la cara de los modelos pintados, o dibujados por Toulouse-Lautrec, y os dareis cuenta que el pintor mira directamente a la cara de la mujer marcada por la mala vida. En los personajes masculinos el pintor también mirará directamente a la cara del hombre marcada por la lujuria o el placer , y es que el pintor lo que quiere es que esas caras sean el centro del cuadro y no el tronco o el resto de la composición.

Pena dijo...

Fabuloso Amigo:
Um nome a reter: Toulouse-Lautrec!
Fantástico num Post fantástico e completo.
Parabéns pela sua veia artística admirável.
Excelente!
Abraço amigo de gigantesco respeito, estima e consideração. SEMPRE!
Na maior da gratidão pela sua amizade preciosa. De ouro puro que vale.

pena

MUITO OBRIGADO pela simpática visita, extraordinário amigo.

PACO HIDALGO dijo...

También dijo T. Lautrec “Uno es horroroso, pero la vida es hermosa”, y eso es lo que hizo: gozarla y saborearla hasta sus últimas consecuencias que le llevó a la muerte, pero no como un privilegiado, sino como un humano común más. Fue el cronista de la noche y el dibujante de las madrugadas. Me ha impresionado la frase “y pensar que yo no pintaría si tuviese las piernas más largas”. Lo que el arte posterior se hubiese perdido, en especial, el modernismo, la publicidad, los carteles y el diseño gráfico… Como siempre, muy buen trabajo.

Alfredo dijo...

No sé si era más crápula que genio, o era un genio crápula, pero lo que es cierto es su peripecia vital es inseparable de su condición de artista dotado de un genio extraordinario y sobre todo en el mundo del cartel, un absoluto adelantado y de una enorme influencia posterior.

Excelente!!

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Mon Dieu, il est magnifique, très grand...
La soberbia pincelada de Lautrec, sin falsos amagues de lujos, más cerca de la realidad que la realidad misma, se explaya con total fluidez dentro de su mundo, para hacerse magia en el nuesro.
Magnífica entrada, Calamanda, como siempre, es un eterno placer leer tus crónicas.

Un beso inmenso, allende los mares.

CAS dijo...

Disfruto absolutamente de su obra en forma institiva. Tú me has hecho ver mucho más allá de lo que mi ojo inexperto miraba. Reflejo de una época y un ambiente tan particular, que logró catapultar a la fama y a quienes no hubiesen pasado a la histora por ningún otro motivo. Me impactó el tono moderno (puede ser?) de la auto caricatura.
Un fuerte abrazo y gracias, siempre muchas gracias.

elena clásica dijo...

Una obra que extasía por su originalidad, personalidad, por su sufrimiento y por la realidad de la vida que supo captar.
Un pintor genial, uno de los primeros expresionistas, quizás en el sentido de precursor. Sin duda un hombre tan lleno de vida como de dolor por la misma.
Un análisis exhaustivo de su obra, con un delicioso comentario de las figuras y de la disposición espacial.


He disfrutado muchísimo, es uno de mis favoritos.

Besazos.

Lois y Clark dijo...

En nuestra propuesta encontramos un lugar para dar noticia de tu blog.
te esperamos en la redacción, gracias.

Carla dijo...

Admiro mucho este pintor, me gustan sus pinturas y sus afiches. Es de una creatividad infinita, y su vida es de novela.
Hiciste muy bien en elegirlo, se merece estar en el blog.

mancini dijo...

Este extraordinario y atormentado pintor, dió pie a una de las mejores películas que se han hecho como nunca sobre el mundo de la pintura.

"Moulin Rouge" es un hito dentro del Cine. John Huston supo reflejar la vida pasional y tormentosa de este controvertido pintor. Que encontró en la magnífica interpretación de José Ferrer a su mejor aliado. Un mundo de perdedores cruelmente reflejado como siempre le ha gustado mostrar al maestro John Huston.
Magnífico trabajo de un pintor que se merece ser revisitado.
La Vida, la crueldad, la hipocresía, el divertimento.... y muchas más cosas nos hace vivir como nunca este genial pintor.

Mimí dijo...

Me gusta mucho como muestras de una manera tan amena aspectos y actitudes clave para entender la personalidad y perspectiva de este rompedor artista introductor del modernismo, del realismo parisino.

Me ha llamado la atención la influencia de los impresionistas, y las fotos que veo que has aumentado tuyas, yo las dejaría, son muy bonitas, y se ve precioso.
Un fuerte abrazo para toda la familia.
Mimí

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

ME LO HE PASADO EN GRANDE CON ESTE TRABAJO TUYO... GRACIAS, GUAPA
UN BESOTE

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay que mirar apasionadamente lo que te rodea para pintar así. Qué vida y qué obra la de Toulouse-Lautrec.

carmensabes dijo...

Querida amiga, Lautrec un genio absuluto.
Siempre que miro una pintura suya me quedo mucho tiempo observando, disfrutando, imaginando su talento, su vida, su fuente de inspiración.
Sus carteles, como bien dice Alfredo, fueron precursores de un estilo a imitar.

Sus dibujos eróticos me apasionan especialmente, están dotados de una mano suprema, la suya, la de uno de los más grandes de la pintura.


Exhaustivo tu post, para deleitarse muchas veces mujer.

Besos

-

Manuel Muñoz López dijo...

Calamanda:¡¡¡Tu jaca, que bien galopaba y cortaba el viento cuando pasaba por el puerto caminito a la feria de jerez.!!!(¿Sabias que el padre de Lautrec también cazaba con halcones?)Un beso.

Manuel Muñoz López dijo...

Me resulta irresistible la cancion de Don Mclean, estas guapisima de gitana. un beso Calamanda.

Escritores Independientes de Andalucía dijo...

Un acierto, sublime Calamanda, acercar a estas páginas a aquel monstruo genial, casi divino, que fue Toulouse-Lautrec. Comentar su obra, ingente, con unas pinceladas, excede, desde luego, mis pretensiones. Pero sin él, admitámoslo, la cultura erótica de Occidente no sería la misma. Tampoco la bohemia. Ni este blog, donde ya se iba echando en falta.

José Ramón dijo...

Calamanda bonitas fotos de la feria has puesto en el lateral de tu blog y en especial la tuya que es una obra de Arte.

Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

Querida Calamanda, obviaré un instante mi ausencia bloggera no para comentarte esta habitual y magnífica entrada, sino para agradecer tu gesto de regalarnos la belleza de tus imágenes ...
¡que estás guapa!
¿lo sabes?
Te dejo un respetuoso y dulce beso

azpeitia dijo...

Que delicada belleza la de tus presentaciones, que son de un gusto refinado y exquisito. Así mismo tus reportajes fotográficos son deliciosos, llenos de luz y vivacidad....Vestida de Faralaes, estas guapísima...He leído con fruición a Toulouse Lautrec y toda su historia, que contada por tí adquiere una especial relevancia...Tengo que felicitarte una vez más...eres magnífica...un abrazo muy fuerte de azpeitia