04 marzo 2013

KAHLIL GIBRAN. KAHLIL GIBRAN: OBRAS Y MANUSCRITOS. GIBRAN KHALIL GIBRAN.

 
 
 
"...Y la belleza no es una necesidad, sino un éxtasis. No es una sedienta boca, ni una vacía mano extendida. Sino, más bien, un corazón ardiente y un alma encantada: No es la imagen que ves ni la canción que escuchas.
La belleza es una imagen que ves cerrando los ojos y una canción que escuchas tapando los oídos"
 
- Gibran Khalil Gibran, en El Profeta, 1923-
 
 
 
 
 
GIBRAN KHALIL GIBRAN
 
 
Kahlil Gibran, nació en Becharre, Líbano, 1883- Nueva York, EE.UU, 1931.
 
Escritor y pintor libanés, nació el 6 de enero de 1883 en el seno
de una familia católica maronita.
Debido a la dominación turco-otomana, a los doce años se exilió a Estados Unidos junto con su madre y hermanos.
Vivió en Boston hasta los veintiocho años, edad en que se mudó a Nueva York, donde murió el 10 de abril de 1931.
 
Fue un gran artista sobre todo en dibujo y acuarela.
Expuso por primera vez sus dibujos en Boston en 1904.
 
Por un error en la escuela queda registrado como "Kahlil Gibran"
 
 
 
 
Kahlil Gibran.
"Las edades de la mujer"
Óleo sobre lienzo, 1910.
Museo Soumaya, México.
 
 
 
 
 
Como artista destacó por sus retratos y dibujos de desnudos.
 
Como poeta cantó a la existencia cotidiana desde una óptica mística e idealista que incorpora el pensamiento oriental y occidental.
 
 
 
 
 
 
"En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente"
 
- Kahlil Gibran-
 
 
 
 
 
Manuscrito "El Profeta".
c. 1923.
Tinta sobre papel.
Museo Soumaya. México.
 
Es uno de los cinco libros más leídos en todo el mundo.
 
Su primer borrador (1903) fue titulado "Para que el universo sea bueno".
Después de veinte años, finalmente fue publicado en inglés, traduciéndose pronto a más de cuarenta idiomas.
 
 
 
 
 
 
Fue el periodo entre guerras el momento histórico en que "El Profeta" (1923) reconcilió el pensamiento oriental con el occidental, a través de proverbios ricos en sabiduría sobre la vida, el amor, la dicha, la tristeza y otras emociones universales.
 
 
 
 
 
Kahlil Gibran.
"Espíritu de los centauros"
Óleo sobre lienzo, 1913.
Museo Soumaya, México.
 
 
 
 
 
 
 
 
"Manuscrito El Loco"
Tinta sobre papel, 1918.
Museo Soumaya, México.
Kahlil Gibran.
 
 
 
 
 
En "El Loco", el artista y escritor explora la relación del ser humano con Dios y el mundo, a través de la voz de un hombre que otros suponen un loco.
 
Es el primer libro que escribió directamente en inglés y el punto clave de su literatura de la sabiduría o relativo a ella.
 
En este texto se encuentra el fragmento de los siete egos que representan los estados del alma entre los que se encuentran la pena, la dicha, la nostalgia y la muerte.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
"Retrato de Emile Michel"
Kahlil Gibran.
Óleo sobre lienzo, 1909.
Museo Soumaya.
 
 
 
 
 
Micheline la llamaban sus amigos, era profesora de francés y posó para el artista, ella y Gibran se convirtieron en grandes amigos.
 
 
 
 
 
"Autorretrato y musa"
Óleo sobre lienzo, 1911.
Kahlil Gibran.
Museo Soumaya, México.
 
 
"La mitad de lo que digo no tiene sentido, pero yo digo que para que la otra mitad se pueda alcanzar"
 
- de"Arena y espuma", 1926, Kahlil Gibran-
 
Es una de sus frases más destacadas y John Lennon siguió esta línea para su canción "Julia".
 
Durante una exposición conoce a Mary Elizabeth Haskell, diez años mayor que él, su correspondencia revela que fueron amantes durante muchos años y su amistad duró hasta su muerte.
 
Gibran expresó de que lo enterraran en el Líbano, y su deseo se cumplió cuando Mary Haskell y su hermana compraron el Monasterio Mar Sarkis y desde entonces convertido en Museo Gibran.
 
Fue voluntad suya que todo el contenido de su estudio fuera para Mary, y ella donó un centenar de sus obras al Museo de Arte Telfair en Savannah, Georgia.
 
Junto a su tumba figuran estas palabras:
 
"...Estoy vivo como tú, y yo estoy de pie a tu lado. Cierra los ojos y mira alrededor, puedes verme delante de ti"
 
 
 
 
Todas las fotografías que ilustran esta entrada están realizadas con mi cámara de fotos.

8 comentarios:

Alfredo dijo...

Hace muchos años una persona a la que apenas conocía y que no volví a ver nunca más, me regaló ese libro y todavía lo conservo en mi biblioteca. Lo que no sabía es que además había sido pintor, así que tu artículo ha supuesto todo un descubrimiento.

Un abrazo!!

PACO HIDALGO dijo...

Muchos artistas dominan varias facetas artísticas, es el caso de Gibran, aunque es mucho más conocido por sus libros que por su pintura. Tampoco la conocía apenas, y me ha gustado muchos esos retratos y esos desnudos vaporosos, con esa niebla melancólica y casi surreal, tan parecido a sus escritos. Muy interesante este post, Calamanda. Abrazos.

Maite Rubert dijo...

Hola, Calamanda : muchas gracias por tu comentario en mi blog.
Veo que te has puesto manos a la obra rápidamente. No conocía a este artista polifacético cuya obra es de una gran sensibilidad. Como dice Paco Hidalgo, los retratos y desnudos , adquieren una atmósfera melancólica tras esa sutil niebla en que están envueltos.Su literatura , también, es suave y delicada.
Ha sido un placer visitarte. Como siempre.
Un abrazo.

Cristina dijo...

Hola Calamandra, mil gracias por la visita a mi sitio, tu comentario está registrado y apareces en el post.
Yo estoy enamorada de tu sitio, es de una profunda belleza e prolijidad.
Te dejo un fuerte abrazo, bonita noche!

Voces por Correspondencia dijo...

Conocía poco de Gibran, he leído alguno de sus libros, pero no sabía que también era pintor.

Nunca está de más conocer el legado de artistas.

miguel dijo...

Para mi también ha sido un grato descubrimiento, su obra pictórica .
Saludos. Miguel

David Martínez Romero dijo...


Excelente descubrimiento, gracias!

Un saludo,

David

HAMELIN dijo...

Es uno de mis mejores escritores, Kahlil Gibram, te dejo un abrazo desde Montevideo Uruguay...Fede

Reflejos:

Sobre el llano fulgura
el falso hielo
de la más clara niebla,
ya sólo vamos
por un camino de lentos bosques
hacia esferas de niebla
que se detienen
en la sustancia lúcida.

Giramos horas y horas
con una lámpara
y en el largo reflejo
otra luz otra lámpara
sin tregua miro,
de vidrio y opalina
corona y límite
de la no vista llama.

Lo que alumbra yo ignoro
y nadie sabe,
del brillo que trasluce
y no se muestra
encandilado el corazón,
por un instante
devorador el tiempo
juega despacio
juega a ser devorado.

Hinca sus dientes
la inútil agudeza
y se detiene
en la carne de vidrio.

El aire espeso
ríos de transparencias
deja entrever
con ellas comunica
la ausente luz
hasta que algún aliento
los vuelve ciegos
mientras el día
en la noche se funde
y un solo día
como el otoño pesa.

Con todo lo que ignoro
haré una esfera
de opalina, una esfera
que ha de rasgar
la lluvia como
si fuera alguna mano...
Y no se quiebra, se esconde.

Con el fulgor perdemos
al mismo tiempo
colores sucesivos
retoños últimos
del bosque ya talado.

De: Noche cerrada
SUSANA SOCA- Uruguaya